En Marruecos hay un pueblo azul | Una imagen, una historia

Tienda azul de Chefchaouen, Marruecos

En Marruecos hay un pueblo azul que se llama Chefchaouen. Bueno, así se lee escrito según los franceses, para los árabes sería Shifshawen y si lo acortamos se queda como Xauen (o Chauen) para los españoles. También existe Chaouen y claro, tanto cambio pasa porque este pueblo ha cambiado de fronteras políticas en varias ocasiones. Hay que adecuar el palabro a cada idioma, que en el de Cervantes significa algo así como “dos cuernos” y viene a explicar la posición geográfica de este lugar entre dos montañas. En amazigh sería…

—A ver muchacha, ¿y qué carajo importa el nombre si lo más extraño del párrafo anterior es que “en Marruecos hay un pueblo azul“?

Podría ser porque allí se grabaron los Pitufos (que es lo mismo que The Smurfs. Sí, en el español de España le cambiamos el título a todo). También podría ser, como me explicó un lugareño cuando le pregunté por qué Chefchaouen es azul y me respondió: “Para estar más cerca del cielo”. Realmente se barajan varias hipótesis (y dependiendo con quién hables te van a decir una u otra, menos el romántico de antes):

  1. Porque en verano hay muchos mosquitos. Xauen tiene río y una zona verde muy bonita con un lavadero todavía en uso por las señoras del pueblo. Calor + agua = mosquitos. Pues bien, parece que el color azul repele a estos bichejos.
  2. Porque dicen que si pintas las casas de azul las proteges de los fuertes rayos de sol en verano.
  3. Porque el azul fue elegido como color alternativo al verde, simbólico del islam, por la comunidad judía que huyó de España a finales del siglo XV para escapar de los reyes católicos.

Si le preguntas a los chaunís, la mayoría estarán entre la uno y la dos, la tres la encuentras en algunas guías. Sinceramente, a mí la segunda me trae loca. En mi Andalucía (de Ehpaña, Espagne o Spain), los pueblos donde hace mucha calor se pintan de blanco con este mismo objetivo. ¿Blanco? ¿Azul? Ya me veo comprobándolo. Este verano me tendré que ir dos días a las Alpujarras solo porque debo comprobar la temperatura del interior de sus casas. No iré a relajarme a uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Granada ni a comer buen jamón. Como buena investigadora, tendré que tomar un ferry desde Almería para cruzar a África y pillar un taxi en Tetuán para volver a Chauen. O tomar un vuelo directo desde Barcelona a Fez y de allí en bus al pueblo de los dos cuernos. A ver, que iré a comprobar lo de la temperatura…

Ver más fotos de Chaouen
By | 2018-06-16T22:52:58+00:00 marzo 18th, 2016|Chefchaouen, Marruecos, Una imagen, una historia|0 Comments

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.