La espontaneidad de un niño

fiesta de la espuma

Judith, 5 años, en el Parque de la Ciutadella (Barcelona):

— Mamá, ¿de qué está hecha la espuma?
— De agua con jabón, cielo.
— ¡Ah! Pues me voy a jugar con esos niños y así luego no tendré que bañarme.


Los niños, esos locos bajitos, esos grandes creadores. No les importa el pasado, tampoco el futuro. Viven el presente como una sorpresa constante pues absolutamente todo les asombra. ¿Viajar con niños? Por lo que cuentan algunos compañeros, se trata de adaptarse a sus necesidades y conocer algunos trucos que faciliten la logística. Eso sí, es seguro que la forma en la que los pequeños ven las cosas enriquecen la propia mirada sobre el destino.

Para muestra un botón. Aquí algunos blogs de viaje con los que disfruto de sus aventuras en familia:

Somos viajeros
The backpack traveller
El pachinko
Paco y Vero travels

***

—¿Qué es la utopía?
— La utopía es como el horizonte, tú caminas 10 pasos y se aleja 10, tú caminas 2, y se aleja 2…
— ¿Y entonces para qué sirve papá?
— Para avanzar, hijo, para avanzar.

By | 2017-03-27T11:48:13+00:00 octubre 14th, 2014|Una imagen, una historia|1 Comment

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

One Comment

  1. Vero C octubre 15, 2014 at 5:25 pm - Reply

    Que razón llevas! Ver el mundo a través de los ojos de un niño es un auténtico regalo! Muchas gracias por la mención! Saludos

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.