Un viaje al exterior

Un poco de LiteRotura —rompiendo con la literatura—

Elementos de la historia:

  • Una foto corriente y antiestética con la que sea difícil de trabajar.
  • Otra alcantarilla inventada y una regla estúpida: prohibido hacer referencia de la alcantarilla en la historia.
  • Un personaje, Samara, y una película, The Ring. No hay un porqué.
  • Photoshop, para mezclar.
  • Un autobús que me mezca, para escribir.
  • Un desdoble de personalidad, jurídica y civil.
  • Y una cacerolada por la independencia de Cataluña para escuchar.

Introducimos todos los elementos en una batidora y agitamos hasta hacer un texto pastoso y de textura cremosa:

Un viaje al exterior

De repente recordé que desde el balcón de mi casa se veía en blanco y negro.

Salí a escuchar, las pantallas me tenían absorbida. Otra vez el golpeteo de la madera contra el metal a las diez de la noche. La ciudad ardiendo y yo hacía días que no salía, ni al balcón, ni a la noche, ni al banco y negro de mi calle.

Me desdoblé y volví a nacer, allí abajo. Fui efecto de una lágrima que cayó de tres pisos de altura y agujereó, como ácido, el asfalto caliente, catalán.

Me observo ahí en el suelo: la cara me la dejé pegada a un selfie y ya no la tengo conmigo. Estoy tumbada aunque luchando por escapar y mis dedos laten a cuatroscientas pulsaciones por minuto. No es mucho, el corazón del colibrí late a seiscientas en reposo; no es poco, no alcanzo a ver mis manos. ¿Será que siguen arriba, escribiendo? Se me confunden en la oscuridad entre capas de Photoshop que duelen, se pierden.

Ya casi en el exterior y me vuelvo a acordar de la seguridad de las pantallas, que me vomitan una realidad inventada. ¿Salir? ¿Volver?

Ver otras campañas

By | 2017-09-22T13:09:50+00:00 septiembre 22nd, 2017|LiteRotura, Relatos|0 Comments

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.