Asimilación omnipresente | Sobre la construccion de una idea que se transforma en viaje

  • Primero, “Marruecos”, como concepto. Una idea retadora para un viaje en solitario. Dos años en la cabeza pero siempre alguna excusa que ganaba la batalla.
  • Segundo, el vuelo de 30€ ida y vuelta que encontré con Skyscanner, concretamente a Fez.
  • Tercero, Instagram. No por la red social en sí, sino por los cientos de fotógrafos que puedo estudiar y analizar diariamente.
  • Cuarto, los #hashtag#. Palabras que anclan todo aquello que vuela por internet. Herramienta para medir, y por que no, para jugar.
  • Quinto, asimilacion omnipresente. Lo dijo Adrien Brody en la película Detachment (“El profesor”, en español)

[new_line]

Asimilación omnipresente: absorber todo, en todas partes, todo el tiempo…

…para defendernos a nosotros mismos. Luchar para no asimilar el atontamiento que nos quieren imponer quienes están en el poder. Debemos aprender a leer, a estimular nuestra propia imaginación; a cultivar nuestra consciencia, nuestro propio sistema de creencias. Todos necesitamos estas habilidades para defender y preservar nuestras mentes.

El juego: creo creo

De crear, o de que creer que estoy creando porque juego con la imaginación. Yo me estimulo, tú me estimulas, nosotros nos estimulamos.

[…]

El sí y el no, una dicotomía marca un camino que enlazo con diferentes imágenes previamente publicadas en Instagram —una al día, no vaya a ser que me empache—. Cada foto tiene su propia historia e interacción en esta u otras redes sociales. Aunque lo bonito es que todas ellas, que en principio son imágenes aisladas, se aúnen para ayudarme a crear un relato.

No

Nunca, nada, en mi vida. Negar la realidad para evadir una realidad incómoda.
Escuchar los NO hasta la muerte.

No vayas sola #no

[new_line]

No vayas sola #no #historiasdemetro #blancoynegro #blackandwhite #metro #stairs #escaleras

A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

 

No hables #no

 

No hables #no A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

No saltes #no

 

No saltes #no #blancoynegro #blackandwhite #railway #train #tren #motog #thebarcelonist

A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

No, no, no lo hagas. Quédate, sin moverte, que se te vuelva la piel opaca y el alma oscura.

Sí

Acto de asentimiento intelectual y compromiso social respecto a una creencia

Sí, arranca #sí

 

Sí, arranca #sí #blancoynegro #blackandwhite #beststreets #feet #stairs #historiasdemetro #motog

A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

 

 

Sí, simetrías #sí

 

“Simetrías” #sí #blancoynegro #blackandwhite #historiasdemetro #reflejos #bus #autobus #motog A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

Sí, opuestos #sí

 

Oh! Oblicuo, opaco, oculto, obvio, omiso, obsceno, odioso, obtuso. Oh! “Opuesto” #sí

A photo posted by xperimentAndo (@beatrizlizana) on

Sí, me voy. Sola. A respirar Marruecos para aprender de sus diferencias y disfrutar de sus similitudes. Mi primer salto de Europa a África.

Vuelvo pronto, pero no me esperes levantada. Calla y sígueme en Instagram.

By | 2016-02-15T19:24:31+00:00 diciembre 29th, 2015|Contando conceptos, LiteRotura|3 Comments

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

3 Comments

  1. […] o acompañada, es mi primera vez en Marruecos y vengo dispuesta a derribar prejuicios propios y ajenos. Hace tan solo diez minutos que el avión ha aterrizado en el aeropuerto de Fez Sais y un pasajero […]

  2. Bel enero 1, 2016 at 4:52 pm - Reply

    Estupendo post, Bea, tanto por lo dinámico de la estructura como por el contenido.

    Yo diría que el principal enemigo que tenemos, en cuanto al atontamiento existencial se refiere, no son los grupos de poder, sino nosotros mismos. Nunca en la historia de la humanidad ha habido tanta información disponible para el ciudadano corriente de la sociedad occidental: si uno no es capaz de formarse un criterio propio, en lugar de dejarse arrastrar por las consignas colectivas, es porque prefiere el botellón a Platón, el fútbol a Chomsky, las palomitas a la reflexión, ver la tele a viajar solo a Marruecos y descubrir lo que hay al otro lado de la monótona puerta de su casa.

    Al poder le es más fácil manejar el colectivo si éste es predecible y homogéneo, desde luego. Pero nadie nos obliga a cada uno de nosotros a ser predecibles e iguales al resto. Se nos tienta con ello, sí, y se nos premia por ello, también, pero si uno no crea sus propias reglas de juego existenciales, es por una ignorancia de la que sólo tiene culpa uno mismo.

    Tú creas las tuyas. Es lo admirable en ti. Hacen falta más gente como tú, fuera del rebaño.

    ¡Ve y conquista Marruecos!

    • Beatriz enero 6, 2016 at 12:33 am - Reply

      Gracias por tus palabras, Bel. Es cierto que hay exceso de información, estamos intoxicados. Pero esas ganas de leer, de reflexionar, de viajar… se desarrollan progresivamente a la vez que la educación del individuo va evolucionando. No entremos en el debate de la educación familiar y centrémonos en la educación formal. ¿Por qué la educación española destaca por su nivel insultantemente bajo? No lo veo como una situación aleatoria, como no es aleatorio que se derogue una ley educativa cada pocos años para promover otra que (se sabe) no durará un par de mandatos. Me apena pensar que nos quieren así, estúpidos.

      Aunque “siempre nos quedará París” 😉

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.