“Cuando lloran las estrellas” minirrelato surgido de una sesión de astroturismo

Víctor, de Azimuth, empresa que se dedica al astroturismo

Víctor Manuel Muñoz

Es astrofísico y eso significa que tiene el poder de saber sobre constelaciones, planetas, estrellas, meteoritos, polvos cósmicos y demás ingredientes galácticos. Hasta hace un tiempo estuvo investigando pero ahora se dedica al astroturismo. Entre otros motivos, intuyo que encuentra placer en estar en contacto directo con la gente, en plena naturaleza, para poder explicar cosas que los demás no conocen.

Existe un lugar en Granada en el que aún es posible encontrar un lugar sin contaminación lumínica y lleno de estrellas. Es el balneario de Alicún de las Torres, donde se puede mirar al cielo con la inocencia de un niño. A pesar de saber mucho sobre el firmamento, a Víctor le gustaría dejar de ver nombres y figuras reconocibles sobre este callejero universal e infinito que nos rodea. Echa en falta el romanticismo de mirar hacia arriba para tan solo ver, como los demás, unos puntitos de luz ahí puestos, libres a la imaginación. El siguiente minirrelato está inspirado en una velada astroturística en este lugar mágico. Gracias a Azimuth y al Patronato de Turismo de Granada. Brindemos, por muchos #GRXperience más.

El minirrelato

–Mamá, ¿por qué lloran las estrellas?

Tiene cinco años y la imaginación aún intacta. Camina de la mano de su madre y cuando se dirigen a su habitación del balneario, una estrella fugaz cruza encima de sus cabezas. La retahíla de preguntas que tiene en el niño en la cabeza puede llegar a ser eterna y su madre no tiene el cuerpo para ponerse a explicar con detalle qué es una estrella fugaz así que improvisa.

–Hijo, las estrellas no lloran, se caen del cielo.
–¡Se caen! ¿y por qué?

“¿Que por qué? Otra vez con la dichosa pregunta que se estira hasta el infinito.”

–Porque se descuelgan del techo negro donde están puestas.
–¿Y quién las descuelga?

“Bendito el momento en que este niño deje de hacer tantas preguntas…”

–Tu abuelo, que anda por ahí cerca.
–Mamá, ¿y por qué el abuelo no se cae?

Sigue leyendo historias del blogtrip #GRXperience

Raúl García, Genio Terrenal También Misterbackstage, o el alma máter del GRXperience

Una imagen, una historia La anécdota más surrealista, sobre la gastronomía

# Granada, sobre analogías frutales y viajeras Un relato para la revista online Viaje con Escalas

By | 2016-11-26T20:02:26+00:00 julio 18th, 2016|España, Granada, LiteRotura|4 Comments

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

4 Comments

  1. Penelopita julio 20, 2016 at 7:22 am - Reply

    A mí tambien me sorprendió gratamente Victor con esa “confesión”? Bonita visión de la experiencia.

    • Beatriz julio 20, 2016 at 10:58 am - Reply

      Oh! Penelopita! Me encanta tu pseudónimo 😀 Gracias por pasarte por este rinconcito

  2. Abilio Estefanía julio 18, 2016 at 7:43 pm - Reply

    Porqué papá, por qué? hay los niños y sus benditas preguntas. Fue una noche mágica y llena de sueño y sueños.
    Besos

    • Beatriz julio 18, 2016 at 7:45 pm - Reply

      Pues bendita esa inocencia que se carga el paso del tiempo… ¡Un beso, Abilio!

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.