“Por qué los chinos duermen tanto” | Costumbres chinas basadas en hechos reales

Entre Aldonzas y Alonsos es un colectivo literario de Alcalá la Real al que me he unido recientemente por esto de seguir juntando letras sin perder el contacto con las raíces. Con motivo del día 23 de abril, el grupo ha organizado una lectura de relatos con el tema #Bibliotecas. Antes de escribir mi texto sobre costumbres chinas le pedí al miembro más activo, Raúl Góngora, que lo leyera por mí pues yo no estaría presente. Aceptó con gusto este gran personaje alcalaíno de erres encasquilladas y carcajada infinita. 

“Por qué los chinos duermen tanto” Costumbres chinas basadas en hechos reales

Al tercer día ya había perdido la cuenta del número de chinos que vi dormir de cualquier manera y en cualquier lugar. En la calle, en el tren, en un banco de una plaza, en el suelo… Las escenas se repitieron durante todo el viaje por China, poco importaba si me encontraba en el gigantesco Pekín o en la diminuta Shangrilá ni si eran niños, jóvenes o viejos; en todas partes había chinos que se atrevían incluso a roncar. Como aquel chico que comía solo en un restaurante. Al terminar apartó el plato, se estiró sobre la mesa y cerró los ojos con absoluta tranquilidad durante al menos quince minutos. Nadie vino a molestarle.

Doy fe de que los chinos no están todo el día trabajando, el mito es falso pues se duermen hasta en la puerta de su propio negocio. ¿Tú te imaginas a Raúl Góngora con la hamaca en la acera de su tienda, con la puerta abierta de par en par y durmiéndose en los laureles? ¿No? Yo tampoco. Bueno, vale, a lo mejor… Uy, perdón Raúl, decía que tienes una voz preciosa. En realidad ese título que tú y yo barajamos no me inspiró para el texto de hoy. Ramona la ramera corredora de Roncesvalles la dejo para otra ocasión. Me emociona que me prestes tu voz y te lo agradezco con el corazón pero creo que este texto enriquecido se me está yendo por las ramas.

Déjame que te centre: olvídate de la avenida de Andalucía, dejad todos a los Góngora trabajando ahí tranquilicos que nos vamos para Shanghái a hablar de costumbres chinas. Imaginaos si podéis una ciudad de casi veinticinco millones de habitantes que… (seguir leyendo)

By | 2017-04-24T16:14:46+00:00 abril 23rd, 2017|LiteRotura, Relatos|1 Comment

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

One Comment

  1. ANGEL GONGORA abril 24, 2017 at 3:34 pm - Reply

    ¡¡¡¡Gracias por acurrucarme en tu literatura!!!!!

Leave A Comment