Salut! Wie geht es dir? | Sobre el bilingüismo y los idiomas de Suiza

El día que pisé Ginebra mis oídos se alegraron de escuchar, una vez más, el zumbido de la lengua francesa. Salí del tren a una hora en la que la Gare Cornavin era lo más parecido a una colmena de suizos siseantes, que hablaban un francés prácticamente idéntico al de sus vecinos los franceses. Me ofrecí a ayudar a una señora con su maleta gigante y sus tres chiquillos. Durante todo el camino, los tres no habían parado de hablar entre sí algo que sonaba como alemán. “Merci, madame!” me agradeció el que tendría unos 13 años, de enorme sonrisa, cuando dejé la maleta en el suelo.

Cuatro idiomas oficiales en Suiza

“El lenguaje nos ayuda a capturar el mundo, y cuanto menos lenguaje tengamos, menos mundo capturamos.”

Dicho así, los suizos son capaces de capturar más mundo que otros ciudadanos en cuyos países sólo se hable una lengua. En Suiza hay 4 idiomas oficiales: el 65% de la población tiene como lengua materna el alemán, francés el 23%, Italiano el 8,5% y Romanche el 0,5%. Este último idioma tiene un tratamiento especial pues todo documento oficial debe ser publicado y estar disponible en alemán, francés e italiano, mientras que se hace una versión en romanche solo si ésta es demandada. No más de 20.000 personas utilizan este idioma minoritario, y a pesar de ello existen varios dialectos pues todavía no se ha podido fijar una versión normativa que sea hablada por toda esta comunidad.

Esta mezcla de idiomas no es un impedimento para los suizos, cada cantón determina cuál es su lengua oficial aunque siempre debe preservar la armonía entre las comunidades lingüísticas y proteger a las minorías idiomáticas. El alemán predomina en 19 cantones, Ginebra, Vaud, Neucastel y el Jurá son francófonos, en Tesino se manejan en italiano, Berna, Friburgo y Valais son bilingües francés-alemán y en los Grisones son trilingües con el alemán, el italiano y el romanche.

Swiss_languages

No acaba aquí esta sopa de idiomas, también hay que añadir que en Suiza hay tantos residentes extranjeros que el número de personas que hablan idiomas no nacionales supera incluso al de italiano-hablantes. ¿Cómo hace entonces un suizo francófono cuando se traslada a un cantón germánico? Y más teniendo en cuenta que, en muchas ocasiones, unos pocos metros (un río, una calle) son la frontera visible entre dos comunidades lingüísticas. Fácil, los suizos están obligados a estudiar desde pequeños, como mínimo, una segunda lengua nacional aunque no se use en su cantón (súmese además el inglés).

Sobre el bilingüismo

Me sorprendió que aquellos niños se dirigieran a mí en francés pues ellos habían estado hablando en alemán. Mientras caminaba hacia el hostel, mi memoria se detuvo en el rostro de un vagabundo que conocí una vez en Luxemburgo. Un señor se me acercó y me habló primero en un idioma del que no entendí ni una palabra. Como no le respondí, me habló en alemán pero yo seguía sin entender qué necesitaba. Probó con el francés y, antes de que yo ya pudiera responderle, lo intentó con el inglés. No recuerdo mucho más de aquello, pero se me quedó grabado a fuego: un vagabundo que hablaba cuatro idiomas.

banderas_naciones_unidas

Hacer surfing sobre las olas de las lenguas

Los bilingües me sorprenden. Siempre me impresionó escuchar a cualquier persona hablar en varios idiomas con soltura. Pero hay mucha teoría sobre lo que significa ser bilingüe. Según Yohansem: “el hablante bilingüe es aquel que tiene un control nativo de dos o más lenguas”. ¿Cómo se puede tener el mismo nivel de conocimiento de dos lenguas? Estuve leyendo a Elke Montari, lingüista y madre de dos niños bilingües.

  • No es cierto que un niño bilingüe sea la suma de dos monolingües, lo que ocurre es que la persona que habla dos o más lenguas escoge la más apropiada en cada ocasión, de manera que emplea una u otra en función de con quién esté hablando y sobre qué tema. Como el niño suizo que se dirigió a mí en francés, sabía que estaba en un cantón francófono y por eso se dirigió a mí en este idioma.
  • El contexto en el que se aprende un idioma es muy importante. La autora recoge el siguiente testimonio sobre una niña de 8 años que habla inglés y alemán con fluidez : “le faltan conocimientos de temas infantiles en inglés, porque casi todo lo ha aprendido en contacto con adultos, de manera que habla como si tuviese 40 años.” La mayoría de los que hablan en varias lenguas saben contar cosas distintas en lenguas diferentes.
  • Según un estudio de la universidad de Granada, cuando un bilingüe habla en un determinado idioma, el cerebro tiene que esforzarse para mantener al otro en silencio.
  • Los bilingües tienen una ventaja con la “sensibilidad comunicativa”, pues necesitan tener conciencia de qué lengua hablar en qué situación. Además, son capaces de adaptarse a los ambientes en continuo cambio a causa de su experiencia de ambientes lingüísticos separados y por sus (a veces) ambientes sociales y culturales más amplios. Son más creativos de media y tienen muy desarrollada la capacidad de atender a dos cosas al mismo tiempo.

¿Cuál es la edad perfecta para aprender un idioma?

Montari hacía referencia a una situación parecida a esta: “Yo soy de Italia y les hablo a mis hijos en italiano. Mi marido es turco y les habla en turco. Como vivimos en Alemania, entre ellos hablan alemán. No tenemos una lengua familiar en común pero nuestro idioma no ha sido ni es motivo de ningún problema”.

¿Qué sucede si quieres enseñar a tus hijos tu idioma materno? Según Martin Meyer, del departamento de Psicología de la Universidad de Zurich, el periodo óptimo para aprender idiomas pasa entre el nacimiento y los seis años. De 6 a 12 años, el aprendizaje es muy rápido; sin embargo, entre los 12 y los 20 es un mal momento pues el cerebro en esta época sufre muchos cambios.


Fuentes:
Crecer en una familia bilingüe, Elke Montari, 2007

Fundamentos de educación bilingüe y bilingüismo, Colin Baker, 1997
Ventajas del bilingüismo, videoreportaje de Canal Sur

Suscríbeme

* indicates required
By | 2017-07-26T17:01:59+00:00 julio 16th, 2015|Contando conceptos, Destacados, Suiza|28 Comments

About the Author:

Beatriz Lizana. Curiosa ad infinitum. Creativa. La escritura y la fotografía como herramientas para entender el mundo. "Puedo prometer y prometo que jamás dejaré de aprender".

28 Comments

  1. Inguma julio 30, 2015 at 11:05 am - Reply

    @Joan Valls,

    No estoy de acuerdo. Quizá creas que el hablar nativamente catalán y castellano no te hace Bilingüe porqué tu catalán es un catalán castellanizado. Pero te puedo asegurar que si oyes un catalán de verdad, una persona que sólo hablara castellano no entendería lo más mínimo. Lo mismo con el italiano o el francés.

    Es más, hasta hablando el mismo idioma puedes ir a otros sitios en los que hablen catalán, pero otro dialecto y ni entenderlos. Lo mismo ocurre si siendo de Catalunya vas a Andalucía, es posible que depende de qué conversación escuches no entiendas ni papa (true story!).

    Así que no. El catalán es más complejo (a nivel escrito) que el castellano y tiene sonidos y/o pronunciaciones totalmente diferentes al castellano. Otra cosa es que a nivel de estructura gramatical no cambie, pero lo mismo ocurre con la mayoría de idiomas que provienen del latín, y sin embargo, bien que las considerarías como parte de alguien que fuera Bilingüe.

    Un saludo

    • Joan Valls julio 30, 2015 at 12:13 pm - Reply

      Típico salto de provinciano ofendido.
      Qué tendrá que ver que el catalán sea más o menos complejo? No estaba hablando de eso. Lo que estaba diciendo es que, cualquier persona que domine el español (aunque sea sueco, por ejemplo) y esté en Catalunya escuchando diariamente el catalán de forma intensa, después de 6 meses, entiende casi a la perfección el catalán.
      Puedes probar tú a hacer lo mismo en Suecia, Finlandia o en Alemania. Después de varios anos, puede que todavía no entiendas ni papa (como de hecho les sucede a miles de personas que llevan lustros en esos países y siguen defendiéndose en inglés).
      En cuanto a lo de idiomas que provienen del latín, para mí es lo mismo que con el catalán, por eso he hablado del gallego, aunque podría haber nombrado el italiano o el portugués (el francés o el rumano son un poco harina de otro costal).
      Es decir: el bilinguismo catalán/español o español/italiano, son “de risa” comparados con un bilingüismo catalán/sueco o un español/alemán.

      • Inguma julio 30, 2015 at 12:47 pm - Reply

        Si crees que aquellos que hablan francés/italiano y castellano de forma nativa no son bilingües (con todas las letras) no tengo más que añadir.

        En todo caso, ya has quedado retratado con tu primer comentario 😉

      • Joan Valls julio 30, 2015 at 1:18 pm - Reply

        @Inguma, veo que además de provinciano ofendido, tienes problemas de comprensión lectora.
        Nadie dice que no sean bilingües. Por supuesto que son bilingües. Lo que yo defiendo es que hay distintos tipos de bilingüismo y que la incidencia sobre el cerebro en edades tempranas es diferente en función de lo diferentes que sean los idiomas entre sí.
        Mi argumento es que no es comparable el efecto de un bilingüismo de idiomas próximos como por ejemplo catalán/castellano (ridiculizado por mí como un “bilingüismo de chichinabo”) con el de un bilingüismo de idiomas estructuralmente muy diferentes, como por ejemplo catalán/alemán.

        • Inguma julio 30, 2015 at 1:35 pm - Reply

          Por cierto, para no alargar esto más de lo debido, me voy! Esperando, eso sí, que al menos hayas podido aprender algo nuevo 🙂

      • Joan Valls julio 30, 2015 at 2:08 pm - Reply

        @Inguma, podría decirte que sí he aprendido algo: que la LOGSE ha hecho estragos en los cerebros de nuestros jóvenes… pero en realidad eso ya lo sabía antes de conocerte 😉

  2. 烏 ;2aven julio 30, 2015 at 10:17 am - Reply

    Hola! A mí me llama mucho la atención por experiencia propia lo que tiene que ver con el punto sobre el contexto con el que se relaciona un idioma. Es como si se creara un estrecho vínculo entre un elemento en particular (una persona, un tema, un ámbito) con el idioma que has usado para conocerlo.

    Soy de Mallorca y desde niño se aprende -diría que de forma nativa- tanto el mallorquín como castellano. El mallorquín es un dialecto del catalán, que si bien entra dentro del mismo idioma, tiene algunas peculiaridades y un acento diferente. También hablo bastante fluido inglés -aunque no sea del todo correcto- y chapurreo algo de noruego bokmål.

    En mi entorno familiar y la mayor parte de mi círculo social próximo hablo en mallorquín, sin embargo se usa un catalán más estandarizado cuando estudias en el colegio, pero realmente no lo hablas con nadie, entonces uno termina leyendo y escribiendo catalán mientras hablas mallorquín con familia y compañeros, y ocurre sin tener que hacer ningún esfuerzo.

    De la misma manera que se vincula este canal dialéctico según si es por canal escrito u oral, ocurre con quien usas el castellano. Vinculas a alguien de forma casi inconsciente, desde el momento en que conoces a tal persona, con el idioma con que tratarlo. Una situación curiosa, sobretodo para alguien que viene de fuera, se da cuando en un mismo grupo hablas en castellano o en mallorquín según a quién estás mirando. No supone aislar a los castellano-parlantes del grupo porque se trata de gente que vive aquí y entiende el mallorquín, sólo que no lo habla. Con algunos de mis amigos más próximos ocurre que yo le hablo en mallorquín y él me contesta en castellano, ambos nos entendemos y la comunicación se da. Ocurre de forma automática, te diriges a tal persona vinculada en un idioma, y cambias a ése. De hecho, si me dirijo por ejemplo a mi hermana y, si porque hay alguien nuevo que no entiende el catalán, intento hablarle a ella en castellano para que esa tercera persona no se vea aislada, tengo que hacer un gran esfuerzo en usarlo. No se trata de ninguna obstinación nacionalista ni un acto consciente de reivindicar la lengua ni nada de eso, simplemente me resulta muy difícil usar una lengua en un ámbito que no le corresponde.

    Otro ejemplo del lado contrario es con la informática, que la aprendí usándola en castellano. Si aplico la configuración de idioma a catalán, tengo que hacer tremendos esfuerzos para entender cosas tan elementales como Archivo, Guardar, Cerrar. De hecho me llevo mejor con un ordenador en inglés que en catalán.

    Otra situación curiosa fue cuando empecé a aprender noruego, ya con 28 años, que me resultaba más fácil y natural traducir las frases al inglés, que mantienen más similitudes en cuanto a estructura y expresiones, que hacer la traducción al castellano. A los seis meses resultó que cuando quería hablar con alguien en inglés, me encontraba con que me surgían palabras o expresiones en noruego, y tenía que hacer el esfuerzo en recuperar cuál era esa palabra en inglés, que ya sabía. Era como si el noruego “se estuviera comiendo” pedacitos de mis recursos anglosajones. Pero eso se resolvió cuando finalmente estuve en Noruega y pude vincular ese idioma que estaba aprendiendo con un contexto concreto.

    Ahora a nuestro hijo yo le hablo en mallorquín y mi mujer le habla en español, y es curioso ver que él desde que empezó a hablar, creó esta vinculación lingüística, y de forma natural cambia el idioma según si se dirige a ella o a mí. Es curioso el mundo del bilingüe -o políglota, en general-. Todavía tengo mis dudas sobre si a un nivel cognitivo personal es realmente beneficioso. Quiero decir, me pregunto si realmente estaríamos perdiendo algo si existiera un hipotético idioma global único -dejando al margen el tema de las dificultades que existen en que un sólo idioma abarque las necesidades de toda cultura existente-.

    • Inguma julio 30, 2015 at 12:00 pm - Reply

      @Raven,

      Totalmente de acuerdo! A mi me ocurre lo mismo. Me es MUY difícil cambiar de idioma con una persona a la que le tengo asociado cierto idioma, ya sea éste catalán o castellano. Como dices, si estoy acostumbrado a hablar con alguien en catalán y hay otra persona al lado que no lo entiende, tengo que hacer ese esfuerzo para comunicarme en castellano con la persona con la que siempre hablo en catalán, y además me siento muy raro. El problema es que al cabo de 5 minutos, sin darme cuenta, la mayoría de veces paso al catalán otra vez, de una manera totalmente inconsciente.

      Y lo mismo ocurre del revés.

      Cambiando de tema, me acuerdo una vez que en una librería de Madrid me pasé 2 minutos hablándole al pobre dependiente en catalán hasta que mi novia me avisó. Qué vergüenza… Seguro que el tio se pensó que era “uno de esos radicales catalanistas, independentistas, terroristas” 🙂 (fuera coñas, no me puso ni una mala cara y al final nos echamos unas risas!).

      Antes cuando hablaba sobre catalanes con una pronunciación totalmente diferente a la “”estándar”” tenía en mente el mayorquín! Apuesto a que para un castellano parlante es más fácil entender el italiano 🙂

  3. Joan Valls julio 30, 2015 at 9:27 am - Reply

    Y por cierto! A todos estos que comentan “Yo soy trilingüe porque también hablo inglés”, “Yo hablo sueco”, bla, bla, bla.
    Con calma Sres…. ser bilingüe NO TIENE NADA QUE VER con hablar inglés o sueco (por muy bien que se hablen). Ser bilingüe quiere decir que uno ha “mamado” de esa lengua, y que cuando la habla, no hace distinción entre una u otra. Simplemente el idioma “surge” del cerebro sin pensar en ello.
    Uno sólo es bilingüe si desde el nacimiento (o a edades anteriores a los 2-3 anos) ha estado inmerso en una lengua (ya sea viviendo en ese país, sea porque su padre/madre sólo se comunica con la persona en esa lengua). Si no es el caso, tú lo que eres es políglota, pero no bilingüe. Hablarás muy bien un idioma, pero tu cerebro “no lo siente”.
    Bilingüe era el niño del tren. Trilingüe era el caso comentado en el artículo de los hijos de la italiana casada con turco que vivían en Alemania.
    No mezclemos/confundamos conceptos. Ser bilingüe tiene claros efectos sobre el funcionamiento del cerebro. Ser políglota, no está tan claro.

    • Liza Vorobyova julio 30, 2015 at 11:00 am - Reply

      Hola Joan,
      soy psicóloga cognitiva, hizo los estudios con los bebes bilingües. En la Pompeu Fabra creemos que el niño es bilingüe si por lo menos 20% de la comunicación ocurre en el segundo idioma. Casi siempre los bilingües tiene una lengua dominante.

      Hay diferentes tipos de bilingüismo, lo que tu dices es el bilingüismo de infancia, compuesto y equilibrado, pero también hay bilingües dominantes, bilingües coordinados (aprender la segunda lengua mas tarde) y los bilingües de edad adulta. Los efectos del bilingüismo son mas evidentes en la infancia y en la edad avanzada (no hay mucha diferencia entre los bilingües y monolingües en la edad adulta) – y es cierto para los bilingües que aprended el segundo idioma después de los veinte años. Ser poliglota en este sentido tiene claros efectos sobre el cerebro: http://www.livescience.com/12917-learning-language-bilingual-protects-alzheimers.html

      Eso es, eres bilingüe si hablas dos idiomas diariamente.

      • Joan Valls julio 30, 2015 at 12:31 pm - Reply

        @Liza: Si lo que el artículo que enlazas fuese cierto, la incidencia del Alzheimer sería inferior en Catalunya, Galicia, Baleares o grandes zonas de Valencia que en el resto de España. No parece que sea así (a no ser que tú conozcas datos de los que yo carezco).
        Por lo tanto: o el informe científico no es válido, o el bilingüismo “catalán/español”, “gallego/español” son de “chichinabo” en cuanto a sus efectos sobre la “zona de control ejecutivo” del cerebro.

      • Inguma julio 30, 2015 at 12:51 pm - Reply

        @joan,

        Vaya ad ignorantiam te has marcado. lol

      • Joan Valls julio 30, 2015 at 1:12 pm - Reply

        @Inguma, si supieses algo de lógica de predicados, sabrías que cuando se afirma “Si A entonces B”, podemos concluir que, si no sucede B entonces A tampoco debe de estar presente. Si lo estuviese, entonces significaría que no es válida la afirmación “Si A entonces B”.
        Por lo tanto, siguiendo la publicación enlazada por Liza tenemos que:
        Si hay bilingüismo (A), la incidencia del Alzheimer es significativamente menor (B).
        Por lo tanto, si no tenemos (B), es decir, la incidencia del Alzheimer es similar en Tarragona que en Salamanca, podemos afirmar que, o bien en Tarragona no hay bilingüismo (lo cual es falso), o bien que las conclusiones de la publicación enlazada por @Liza son falsas (lo cual en principio no debería suceder si el estudio está bien hecho), o bien que el bilingüismo de Tarragona no es el mismo “tipo de bilingüismo” estudiado en la publicación… es decir: un bilingüismo de “chichinabo” que no altera demasiado lo que en el informe (que supongo que no has leído) es descrito como “zona de control ejecutivo del cerebro”.
        … supongo que después de la segunda frase ya te has perdido, no @Inguma….

      • Inguma julio 30, 2015 at 1:31 pm - Reply

        @Joan, por tu respuesta me parece que no entiendes lo que significa “ad ignorantiam”. http://lmgtfy.com/?q=ad+ignorantiam

        Si después de leerlo no te das cuenta de lo inútil de tu respuesta, te ayudo.

        Una pista: No tener (B) no significa que (B) no exista.

        Pero tu a lo tuyo 😉

    • majolufe julio 30, 2015 at 3:04 pm - Reply

      Soy bilingüe (gallego-castellano) y hablo inglés bastante bien. Además, soy “de provincias”, como tú dices, o de pueblo, como digo yo. También estudié parte de la primaria, toda la secundaria y el bachillerato con la LOGSE. No sé si lo estás haciendo a proposito o no, pero me he sentido atacada por las tres cosas.
      Atacada, que no ofendida, porque no considero que mi bilingüismo sea de chichinabo, no considero ser de provincias como algo malo (muy al contrario, bien orgullosa que estoy) y, aunque sé que la ESO ha sido educacionalmente muy inferior a BUP y COU, no considero que esté mal educada (además hay que tener en cuenta que esto no es culpa mía, no me dieron a elegir el sistema educativo que quería).
      Así que podías hacer un esfuerzo por no atacar mientras expones tus argumentos, demostrando así que tu sistema educativo superior funcionó mejor que el nuestro…

      • Joan Valls julio 30, 2015 at 4:42 pm - Reply

        Lo siento @majolufe. No era mi intención atacarte.
        Lo de “chichinabo” era un poco macarra e intencionado en el sentido de intentar hacer una distinción entre “tipos de bilingüismo”. Mi opinión es que no es lo mismo (desde el punto de vista del efecto que produce en el cerebro) un bilingüismo entre dos lenguas “cercanas” (castellano/gallego, castellano/catalán, catalán/italiano) que entre dos lenguas “alejadas” (gallego/inglés, castellano/alemán).
        No digo que uno sea más bilingüismo que el otro, simplemente digo que el efecto es distinto. Si alguien puede aportar algo de peso en contra de mi idea, estaré agradecido. Pero por favor, que sea argumentado, no algo del nivel de Inguma.
        Lo de “provinciano”, se refería al “ombliguismo”. En este caso del amig@ Inguma. Creerse atacado como catalán por el hecho de decir que el bilingüismo catalán/castellano no es tan “potente” como, por ejemplo el catalán/sueco, es para mí, un ejemplo de provincianismo. De hecho, yo también soy catalán, así que imagínate. Aunque tú, si en vez de hacer un esfuerzo por entender mi argumento, también te has sentido atacada por el simple hecho de mencionar el gallego, quizá también tengas un problema de “provincialismo ombliguista”.
        En cuanto a lo de la LOGSE… bueno, ahí sí te doy toda la razón. Es un ataque despiadado. Pero como bien dices, tú no tienes la culpa de que te haya tocado estudiar bajo un sistema educativo nefasto que consigue cualquier cosa menos que el individuo busque la comprensión y la excelencia a través del esfuerzo.
        En cualquier caso, tú eres una víctima, así que no debería ofenderte mi ataque. Si como dices, estás bien educada, me reconocerás que eso sólo lo habrás logrado con un esfuerzo extra por tu parte. Sólo así habrás podido liberarte de ese yugo que la sociedad de tu tiempo te ha endosado sin comerlo ni beberlo.

  4. Joan Valls julio 30, 2015 at 9:03 am - Reply

    Me hace gracia el provincianismo catalán (yo lo soy) con el tema del bilingüismo.
    Ser bilingüe en catalán y castellano (y yo lo soy), al igual que serlo en castellano/gallego, no es ser BILINGÜE (en mayúsculas) en realidad, puesto que los dos idiomas tienen raíces y desarrollo muy próximo. Esto es: hablar catalán o castellano no requiere prácticamente de otro esfuerzo que hacer una traducción literal entre uno y otro.
    Distinto es ser bilingüe catalán/inglés o castellano/alemán, inglés/polaco o alemán/francés (como en el niño del ejemplo). En estos casos, el cerebro realiza construcciones diferentes no sólo a nivel fonético. Es ahí dónde se incrementa la capacidad del cerebro para visualizar una misma realidad de distinta forma, pues el uso de un idioma u otro, así lo exige.
    “Pá entendernos”: ser bilingüe castellano/catalán, es como saber ir en bicicleta de carreras y en bicicleta de montaña. Ser bilingüe en catalán/alemán o en español/inglés, es como saber ir en bicicleta y pilotar un avión. Una diferencia ciertamente cualitativa.

  5. Miquel julio 30, 2015 at 7:56 am - Reply

    Yo soy trilingüe (catalán y castellano nativo más ingles). Mis hijos ya me han superado en inglés y van camino del cuarto idioma. Y sí, uno de los motivos por los que quiero la independencia es que España nunca será como Suiza. Por eso queremos irnos, para poder seguir hablando castellano, catalán y cuantos más idiomas mejor, pero en paz y sin que se utilice nuestra lengua como arma electoral.

  6. atarox julio 30, 2015 at 7:39 am - Reply

    Mi pareja y yo somos castellano-hablantes (entre nosotros hablamos en castellano) y a nuestro crio le hablamos en Catalán.

    El resto de nuestra familia le habla en Castellano (porque venimos de familias castellanas).

    El caso es que el crio con 3 años no tiene problemas en entender ambos idiomas (le puedes pedir lo que sea en ambos idiomas, lo ejecuta igual) y es, creo, puramente bilingüe.

    Me da la sensación, que al estar cogiendo fluidez al hablar todavía, escoge la palabra que más fácil viene a su mente. Y de ahí ese pupurrí tan simpático, que cada vez más, va desapareciendo.

    Ahora mismo, da la sensación que se comunica más fácil en Castellano (ve mucha tele en Castellano).

    Lo más divertido es que cuando le ponemos algún video en Inglés se queja, diciendo que eso es “English”. Me da la sensación que ser bilingüe le ha beneficiado completamente.

    • Beatriz julio 30, 2015 at 5:02 pm - Reply

      A pesar de que yo no lo sea (¡ya me gustaría a mí!) estoy convencida de que ser bilingüe es una ventaja. Cuando tu hijo crezca te lo agradecerá 😀

  7. Marc Ribas julio 30, 2015 at 6:50 am - Reply

    Yo creo que cuando intento aprender un nuevo idioma, me aparecen palabras en la mente del último idioma que intenté aprender. A alguien mas le pasa esto? Es como si el cerebro necesitara todavía alojar una zona de mi cerebro para albergar ese nuevo idioma, y se da de codazos con el último inquilino.

    A alguien más le pasa esto???

    Yo hablo catalán, español, inglés, algo de sueco, alguna palabra en euskera (autodidacta), algo de francés (autodidacta).

    Además, cuando voy de vacaciones, siempre intento aprender a comunicarme en el idioma de destino. Pej para ir a Turquía me bajé de internet un tutorial de turco y fui capaz de saludar y algunos números para poder comprar en el mercadillo hablando turco. Y en Alemania pude pedir algunas cosas en alemán en el restaurante.

    • Beatriz julio 30, 2015 at 5:00 pm - Reply

      ¡Buen gesto! Los locales siempre agradecen unas palabras en su propio idioma, es una muestra de respeto e interés por ellos, yo también intento aprender cuatro palabras del idioma local cuando viajo.

  8. Jose julio 30, 2015 at 2:28 am - Reply

    Yo añadiria que cuanto mas no correlacionados esten dos idiomas, mas plasticidad cerebral generas por el continuo esfuerzo de decir algo de una forma completamente diferente.
    No solo en escritura, sonido, tono, etc etc etc

  9. lala julio 29, 2015 at 9:25 pm - Reply

    pues catalunya está llena de bilingües. será porqué los que mandan por allá, dicen, son unos nazis con eso de la lengua.

    • Juanma julio 29, 2015 at 9:41 pm - Reply

      ¡Qué burra eres! Se supone que estás en un espacio de debate. En España se da la paradoja de que teniendo cuatro idiomas oficiales la sensibilidad que hay por la lenguas no pasa del exabrupto, así no vamos a ningún sitio. España es un erial para la equidad, la justicia y la razón.

  10. santaklaus julio 29, 2015 at 6:54 pm - Reply

    En España que tardas más en encontrar empleo. En cambio, si apenas sabes el tuyo porque no dices bien los participios puedes ser presidente del Gobierno.

  11. Hackadabra julio 29, 2015 at 5:03 pm - Reply

    Quizás sea por eso que medio mundo usa sus bancos para meter su dinero.

  12. […] ¿Qué le ocurre a las personas que hablan varios idiomas? Curiosidades sobre el bilingüismo […]

Únete al experimento y comenta. Sigamos creando.